Tel. 620 020 119

Reflexoterapia podal

Estimula tus pies

La reflexoterapia podal es una técnica que se guía por unos mapas en los que se muestra que en la planta de los pies se hallan localizados todos los órganos del cuerpo, de tal forma que se pueden tratar ciertos desajustes en esos órganos estimulando, mediante un relajante masaje, los puntos o zonas correspondiente.

Especialista en técnicas para aliviar:

  • Infecciones sistema respiratorio: resfriados, alergias, bronquitis, etc.
  • Sistema digestivo: estreñimiento, gastritis, colon irritable, etc.
  • Estrés, ansiedad

Resuelve todos estos problemas con un relajante masaje de pies en el que se reequilibren y traten las carencias del cuerpo para que vuelvas estar lleno de vitalidad.

Equilibrio desde la base

Carlos, uno de mis clientes, sentía tales punzadas en los gemelos y sóleos que le impedían andar con normalidad. Tras dos sesiones de reflexología podal pudo volver a jugar su partido de fútbol semanal de veteranos. ¡Y no ha vuelto a faltar a ningún partido!

Marcos, un bebé de 1 año, sufría resfriados continuos desde el inicio del invierno, que alguna vez, derivaron en bronquiolitis. Gracias a las sesiones de reflexología podal específicas para el sistema respiratorio, se recuperó y no ha vuelto a tener malestar respiratorio.

REEQUILIBRA TU ORGANISMO DESDE LOS PIES

¿Cómo es una sesión de reflexoterapia podal?

La sesión consiste en un relajante masaje con aceites esenciales orgánicos incidiendo en aquellas zonas o puntos en las que, según la dolencia del cliente, sea necesario realizar la técnica.

Relajante

El masaje es muy agradable y placentero.

El masaje podal induce a una relajación y bienestar inmediatos.

Regula los niveles de estrés y ansiedad.

Preventivo

Ayuda a regular el tránsito intestinal u otros problemas digestivos.

Especialmente recomendado en respiratorios como alergias, asma, catarros, bronquitis, bronquiolitis, etc.

Mejora la circulación.

Elimina las sustancias tóxicas del organismo.

Estimula el sistema inmunológico del cuerpo, aumentando las defensas del organismo.

La duración del masaje es de unos 45 minutos y puede recibirse tantas veces como sea necesario, dejando, al menos, un día entre sesión y sesión para ayudar al cuerpo a eliminar toxinas.

¡Y lo mejor es que no hace falta que te duela nada para probar un masaje podal!

Las terapias manuales que aplicamos NO SUSTITUYEN NI EXCLUYEN la atención o el TRATAMIENTO MÉDICO O FARMACOLÓGICO CONVENCIONAL prescrito por profesionales sanitarios.